0

 

El Slimming Láser para la lipólisis no invasiva por medio de la disolución, consiste en la destrucción del tejido adiposo localizado en la hipodermis.

Este tratamiento tiene un potente impacto a nivel visual en reducción de contorno y remodelación corporal. 

Gracias a la emisión láser de 1060nm Slimming Láser permite calentar la grasa localizada en capas profundas, permitiendo variar y regular la cantidad de energía emitida, la temperatura e intensidad del tratamiento.

 

 

A diferencia de otros tratamientos para la eliminación de grasa, este equipo no produce succiones ni alteraciones en el tejido, por lo que no existen efectos secundarios como hematomas o flacidez.

Un tiempo de tratamiento rápido de 25 minutos permite que tanto los médicos como los pacientes ahorren tiempo.

 

 

Este tipo de tratamientos tiene un público potencial muy amplio, ya que no es necesario que presenten una grasa generalizada, sino que podemos actuar en áreas determinadas que presenten acúmulos adiposos, como por ejemplo el abdomen, flancos, parte interna y trasera de los muslos, consiguiendo una remodelación corporal.

Con este equipo conseguimos la eliminación del tejido adiposo no deseado, observándose resultados a nivel de forma, contorno, volumen y distribución de la grasa. Estos efectos son duraderos en el tiempo, como consecuencia conseguiremos una mejora en el aspecto de la figura y esta será duradera siempre que se acompañe de unos hábitos de vida saludables (dieta equilibrada y ejercicio moderado).

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto
Enviar a través de WhatsApp