Puntos rubí, cómo eliminarlos en una sola sesión

puntos rubí

Los puntos rubí son un signo de envejecimiento

El tratamiento para eliminar los puntos rubí de Clínica Maysoon es indoloro y no deja cicatrices

Los puntos de rubí, también llamados angiomas, son unos pequeños lunares rojos benignos un poco abultados que aparecen en la piel. Para entendernos, los denominados cabos de vena. Generalmente, su origen se debe a la estrangulación de algún vaso capilar que, con el paso del tiempo, puede crecer.

Los puntos rubí constituyen un signo de envejecimiento fisiológico. Su aparición suele ser más frecuente en mujeres que en hombres, debido a los cambios hormonales. Aparecen, sobre todo, en el tronco, y de manera ocasional en los brazos y las piernas. Y aunque carecen de repercusión médica, los puntos rubí sí que pueden ocasionar ciertos picores. 

puntos rubíEl hecho de que sean benignos no implica que no debamos observarlos y ponernos en manos de un especialista. Sobre todo en el caso de que veamos que cambian de forma o de color, que crecen rápidamente o que sangran.

Dado que no comprometen la salud, su eliminación se suele dar por carácter estético. Por ello conviene acudir a un centro médico-estético, como nuestra clínica de estética en Valencia, donde profesionales altamente cualificados, examinarán el estado de los puntos rubí y establecerán el tratamiento de los puntos rubí que mejor se adapte a tu tipo de piel. En la Clínica Maysoon puedes estar más que segura de que será así. Porque somos conscientes de que unos buenos resultados requieren siempre de la combinación de la mejor tecnología y de un profundo conocimiento y experiencia en el área.

Para eliminar los puntos rubí, la técnica más habitual es el láser DIODO VASCULAR de 980nm, específico para tratar las lesiones vasculares. Se trata de un método sencillo que no deja ningún tipo de cicatriz en la piel. Y además con una sola sesión es suficiente para eliminar los puntos rubí. Con este tratamiento de los puntos rubí, los vasos capilares que se han dilatado y estrangulado, formando el característico punto de rubí, absorben la luz, mientras se produce su coagulación por efecto térmico. Esto hace que en pocas semanas (dos aproximadamente) sean absorbidos por el organismo.

El tratamiento de los puntos rubí no provoca cicatrices ni daños en las zonas circundantes. El láser es una luz direccional, que no se dispersa. Y es capaz de concentrar gran cantidad de energía en un sólo punto. Cada vez son más los distintos tipos de láser, con mayor precisión y cabezales adecuados para el tratamiento de zonas pequeñas, con los que se puede contar en los tratamientos médico-estéticos sin que signifiquen un riesgo para la piel.

Con el empleo de este láser y la tecnología que hemos desarrollado en la Clínica Maysoon, una sola sesión suele ser suficiente para eliminar los puntos rubí sin dejar ninguna cicatriz. La principal ventaja de eliminarlos en nuestra clínica de estética en Valencia es que nuestro tratamiento de luz pulsada intensa no conlleva contraindicaciones.

El procedimiento se realiza en consulta y no es necesario poner anestesia, ya que es prácticamente indoloro. Además, los puntos destruidos no vuelven aparecer nunca más. Solo si existe cierta predisposición genética podrán salir nuevos puntos rubí distintos con el paso del tiempo.

Si tienes cualquier duda sobre nuestro tratamiento para eliminar los puntos rubí ponte en contacto con nosotros. En la Clínica Médico-Estética Maysoon estamos a tu disposición para cualquier consulta.