Hilos tensores, olvídate de la papada

Hilos tensores

El tratamiento de hilos tensores es eficaz y con efectos inmediatos.

Hilos tensoresLos hilos tensores ayudan a rejuvenecer el rostro y redefinen las líneas faciales.

Seguramente hayas oído hablar de flacidez facial o pérdida de firmeza de la piel del rostro. Esta situación, causada por la disminución de fibras como el colágeno o la elastina, provoca un descolgamiento y arrugas en el rostro. El tratamiento con hilos tensores puede ayudarte a recuperar esas pérdidas.

Normalmente una de las primeras zonas donde se muestra esa pérdida de firmeza es en la papada y el reborde mandibular. Y es uno de los aspectos que más preocupan conforme pasa el tiempo. Además, puede convertirse en un problema a la hora de verse guapas y guapos en el espejo.

En medicina estética existen diferentes tratamientos para combatir la flacidez y sus consecuencias en la zona del mentón. Para retrasar su aparición y mantener una piel firme es fundamental la prevención. Llevar un estilo de vida saludable, evitar el sol, usar cremas reafirmantes en el rostro, etc., ayuda, pero también es cierto que, cuando nuestro aspecto nos preocupa, una de las técnicas más eficaces para prevenir y combatir la flacidez facial en la papada es recurrir a un tratamiento mínimamente invasivo como el de los hilos tensores que realizamos en Clínica Maysoon. 

Los hilos tensores son un innovador tratamiento contra la flacidez y el descolgamiento de la piel. Y con resultados muy eficaces. Rejuvenecen el rostro,  reposicionan volúmenes perdidos, y redefinen las líneas faciales hasta dos años después de la realización del tratamiento.

Los hilos tensores son hilos reabsorbibles, de polidioxanona o de poliláctico + policaprolactona. Son materiales biocompatibles, que nuestro organismo tolera de forma excelente, y se caracterizan por poseer una serie de conos o espículas según el modelo, dispuestos a lo largo de la sutura que permiten consolidar los tejidos de alrededor. Se aplican de forma sencilla y combinan dos acciones. Por un lado, un efecto lifting natural e inmediato. Por otro un efecto regenerador, ya que ayuda a la producción de colágeno y elastina después de su colocación. Son un tratamiento ideal para el cuello y la papada. Es seguro, indoloro y con resultados naturales e inmediatos, sin necesidad de pasar por un quirófano.

Pero, ojo, porque dentro de nuestro tratamiento con hilos tensores hay una triple alternativa. Será el especialista quién te aconseje cual es el mejor para ti. Por un lado, los hilos de PDO lisos, que van a ejercer un escaso o nulo efecto tensor inmediato, y que se emplean como generadores de colágeno, y generadores de discreto relleno.

En un segundo lugar, los hilos de PDO espiculados de tracción; estos además de recolagenizar, disponen en casi toda su longitud de unas espículas que se enganchan al tejido, y traccionan. Así se genera un efecto lifting inmediato. Efecto que se verá potenciado posteriormente por la colagenogénesis inducida.

Y, en último lugar, la última generación de productos, en nuestra clínica tenemos las suturas Silhouette soft y los hilos APTOS, que son hilos tensores de última generación, fabricados íntegramente en ácido poliláctico y Policaprolactona, uno de los mayores estimuladores de colágeno, y que poseen en los primeros unos conos encargados de fijarse al tejido, y en los segundos un diseño especial de espículas consiguiendo una tracción y efecto lifting no alcanzado por los anteriores modelos de hilos. Ademas dentro de los hilos APTOS contamos con un modelo y diseño especifico de hilo para cada indicación, lo que nos da unos resultados espectaculares, siendo uno de los mas solicitados el tratamiento de la flaccidez de la zona de la papada, que se corrige en el momento, y con resultados que se mantienen hasta 2 años.

Este novedoso tratamiento tiene una duración de entre 30 y 45 minutos, aunque depende del número de hilos que haya que colocar. Pero, lo mejor es que su resultado es inmediato, con una mejoría gradual que aparece aproximadamente a partir de las dos semanas y se va consolidando día a día hasta lograr su máximo efecto entre los 2 y 3 meses posteriores, momento en que la fibrosis de los tejidos ya se ha producido, a la vez que estos han colaborado produciendo de forma natural ácido hialurónico, colágeno y elastina que mejoran la tersura, aspecto y elasticidad de la piel.

Así que, ¡ya lo sabes! Si quieres reducirla tu papada, pregúntanos por los hilos tensores. Y di adiós a la papada.